Félix Martínez

Félix  nació en Oviedo a finales de los setenta, aunque su hogar estuvo en Llanes y siempre se ha considerado llanisco.

Estudió en la Escuela de Hostelería de Llanes y el restaurante Siete puertas fue el inicio de su pasión por la cocina.

Una carta de recomendación y muchas ganas de aprender le llevaron a sitios tan emblemáticos como el Real Balneario de Salinas, la Corrada del Obispo o la Mar del medio, estos últimos en Oviedo.

Las ganas de seguir formándose le hicieron viajar por toda España; Aragón, Cataluña, Castilla la Mancha, Andalucía y finalmente Madrid donde tuvo la suerte de trabajar en La broche, con Sergio Arola y Ángel Palacios. Esta fue su primera experiencia en un restaurante con estrella Michelin.

Pero su corazón estaba en Asturias y a su regreso tuvo la oportunidad de colaborar con uno de los grandes de la cocina española, Nacho Manzano, galardonado en ese momento con una estrella Michelin.

En la cocina de Casa Marcial trabajó codo con codo con Ricardo Sostres (Restaurante El Retiro) y Diego Fernández (Restaurante Regueiro), hoy reconocidos chefs pero ante todo grandes amigos.

Su andadura con la familia Manzano continuó en el restaurante la Salgar, donde de la mano de Esther Manzano, se consiguió la primera estrella Michelin para dicho restaurante.

En 2014 se inauguró Casa Gloria en Oviedo donde se incorporó como jefe de cocina.

Todos y cada uno de estos lugares le han hecho aprender no solo de cocina si no de tesón, innovación y compañerismo… Esta ha sido la forja para iniciar esta aventura pero sobre todo si algo le ha calado, y es hoy la base de su oficio, es la sinceridad en la cocina, inculcada por Nacho Manzano.

El Foralín es no el final de esta aventura, si no el principio de todo lo que queda por llegar.